Intervención


El programa de intervención se diseña, en primer lugar, para determinar las técnicas y métodos más efectivos para mejorar el rendimiento de un paciente que se ha sometido a evaluación diagnóstica, y, en segundo lugar, para proceder a su aplicación. El diseño del programa se realiza tras una serie de sesiones de trabajo por los miembros del grupo de intervención. No basta con identificar los problemas sino que también se requiere evaluar los procedimientos eventualmente más efectivos para obtener una mejora del rendimiento del sujeto, de modo que el programa de intervención esté pautado y ofrezca resultados específicos bajo condiciones y plazos eventualmente determinables. Una vez fijado el programa de intervención, el programa se desarrolla identificando aquellos hitos que permiten la evaluación de su eficacia.

 

La evaluación de la eficacia de un programa no sólo debe traducirse en la mejora observable de las habilidades del sujeto, sino también objetivarse mediante el examen de sus habilidades a través de evaluaciones puntuales con técnicas de laboratorio. La implicación de los mismos tutores del escolar, de padres y profesores, en el programa de intervención a través del seguimiento de las instrucciones profesionales que se ponen a su disposición, afectan al éxito del programa, reduciendo el número de sesiones de tratamiento y permitiendo mejoras más estables y de mayor alcance de las habilidades del sujeto. Un programa de intervención no está orientado a substituir la acción de los tutores, de los padres y profesores del escolar, ni a substituir al escolar en la realización de sus tareas académicas. Es en el contexto de un programa de intervención que pueden intervenir graduados universitarios que completan su formación de postgrado mientras cursan un programa de postgrado y/o desarrollan su investigación doctoral. Los informes explican los objetivos, los fundamentos racionales y los procedimientos que se aplicarán en el desarrollo del programa de intervención.

 

Para los clientes que han sido diagnósticados por la institución o que siguen un programa de intervención con los profesionales vinculados con la institución, se ofrecen servicios de atención tutorial para las escuelas. Cuando así se desea, un miembro del equipo de profesionales puede estar disponible para  atender o asistir, en representación de su tutor legal, a las reuniones en que aquel debiera participar para seguir el desarrollo del niño en su medio escolar.