Farmacología

El término de Farmacología Conductual, o Psicofarmacología define un área interdisciplinar en que concurren la Química, la Biología, la Medicina y la Psicología, que se ocupa de estudiar los efectos sobre la conducta de los fármacos y drogas que tienen efectos en la actividad cerebral. Esta disciplina integra las técnicas de la Neurofarmacología, el estudio de la conducta animal y la Neurociencia Conductual, y se ocupa de los efectos sobre la conducta de tales substancias y los mecanismos neurobiológicos que subyacen. La Farmacología Conductual se apoya en la Neurofarmacología que estudia los efectos del consumo de la medicación en el funcionamiento del Sistema Nervioso, y en la Toxicología que estudia, en general, los efectos del consumo de ciertas substancias en el sistema biológico.

 Ocasionalmente en ciertas alteraciones y muy frecuentemente en otras, en la Clínica del Lenguaje y en la Clínica Psicológica, ciertos diagnósticos pueden verse alterados por el uso continuado de ciertos fármacos. En ocasiones, los pacientes de la Clínica se encuentran sujetos a tratamiento con substancias medicinales que alteran sus funciones cognitivas, y en otras, los pacientes resultan ser consumidores ocasionales o habituales de substancias psicotrópicas o resultan ser adictos a substancias socialmente toleradas que, sin embargo, alteran de forma substancial el funcionamiento cognitivo y afectan a la expresión y recuperación de ciertas habilidades del sujeto. De otra parte, el empleo de fármacos en la investigación puede ser fundamental, en particular, en concurrencia con otras tecnologías para identificar áreas cerebrales dañadas o de funcionamiento alterado.

Las dos áreas fundamentales de la Farmacología son la Farmacodinámica y la Farmacocinética. La primera estudia los efectos del consumo de ciertas substancias en el sistema biológico en relación a la concentración del fármaco; la segunda estudia los efectos del propio sistema sobre las substancias consumidas, es decir, su absorción, distribución, procesamiento y eliminación. La Farmacología no puede confundirse con la farmacia como una disciplina médica que determina el uso efectivo de ciertas medicinas, de su preparación, de su dispensa, de la magnitud de su consumo o dosis y de su frecuencia, de las interacciones de las substancias consumidas, y de su interacción con las condiciones específicas del organismo del paciente.